Cuando el jefe no mira

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

En wellbid.com, puedes encontrar a gente con diversas personalidades, tal y como en una gran empresa. Imagina lo que pasaría, si los empleados de una oficina, durante su tiempo libre, y cuando el jefe no mira, empezaran a competir entre ellos, participando en las subastas.

03122014-1-MF¿Qué tipo de personalidades y comportamientos nos podríamos encontrar?

El tipo dudoso, aquel que necesita mucho tiempo para tomar una decisión, y a menudo cambia de opinión. Tiene dificultades a la hora de decidir la subasta en la que participar. Después de unos momentos, cuando finalmente se decide, pierde todos sus BIDs, y resignado vuelve a cambiar de subasta para probar mejor suerte.

El tipo extremadamente competitivo. “El fin justifica los medios”, es la regla general de este hombre. Tanto en la vida real como en las subastas, este sujeto no se molesta en buscar el bienestar de los demás. Puja fuerte, muchas veces sobrepasando los límites, a menudo ataca a sus oponentes a través del chat, y siempre lleva “el arma cargado” sin razón alguna. Sólo está satisfecho después de conseguir sus objetivos y verse totalmente saciado de éxito, siempre y cuando el contrario se de cuenta de ello.

El tipo observador. Aquel que busca la sabiduría en el mundo exterior. A esta persona le encanta hacer frente a las complicaciones y a los problemas que le surgen, y construye varias teorías para solucionarlos. ¿Las subastas? Observa, analiza, consulta las estadísticas y saca sus propias conclusiones. Se sabe los términos y condiciones mejor que la palma de su mano, y conoce al dedillo cada funcionamiento en la página web.

El ‘Transformer’. Calmado y plácido por fuera, pero tan pronto como siente cambios dentro de él, como enfrentarse a una situación difícil, muestra su cara real y cambia toda su personalidad y modo de ser. Cuando se enfrenta a una situación en contra, entra en pánico con facilidad – tanto en las subastas como en el mundo real. Puja ‘a ciegas’, incluso si ha activado y la autopuja está funcionando. Y cuando pierde, esta persona entra en lágrimas…. y borra su cuenta o renuncia a su trabajo.

La mezcla de personalidades en el trabajo, lo hace más interesante y entretenido, pero también es una fuente de conflictos personales y malentendidos. Las mismas reglas e aplican a las subastas, donde puedes encontrar personalidades interesantes como en ningún otro lado. Las diferencias son obvias, en el trabajo nos conocemos todos. En las subastas todos estamos escondidos detrás de unos nombres de usuario, que proporciona la sensación de mantenerse anónimos. Falso – porque cuando pujamos en el trabajo, ¡podemos reconocer a la persona sólo por la manera en que puja!


Author: wellbid

Share This Post On

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.