Carreras y pujas, dos mundos similare

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

Desde hace ya algún tiempo, soy un fanático del mundo del motor. Más recientemente, me he convertido en usuario de wellbid.com. Las subastas y la rivalidad entre los participantes me recuerda mucho a la lucha sobre el asfalto que protagonizan los pilotos de carreras.

31.01.2015_MFPara tener una oportunidad de ganar una carrera, un piloto necesita estar adecuadamente preparado, entrenado, descansado y también tener un vehículo potente. En las subastas ocurre lo mismo. Antes de empezar la puja, los participantes deben estar listos: preparar sus estrategias, observar subastas similares o leer los textos publicados en el blog para ganar experiencia y conocimiento. Necesitan estar atentos a cada detalle, y tener una cantidad suficiente de BIDs así como un ordenador con una rápida conexión a internet.

Durante la carrera, el piloto está completamente concentrado en la carretera y escucha atentamente lo que se le indica por el navegador. Deben reaccionar rápido para mantener una ventaja sobre sus rivales o para evitar un accidente. No se tiene mucho tiempo para pensar lo que se va a hacer – un piloto profesional decide de forma automática o por instinto.

En una subasta, los usuarios con más experiencia también saben de la importancia de estar concentrados y mantener siempre la calma. El deseo de ganar y el miedo a perder crea un stress tremendo. Los pujadores deben decidir de manera espontánea, si quieren sorprender a sus competidores. Crean estrategias únicas y originales a la vez que extrañas y raras tácticas. Algunos tienen éxito y ganan. Otros tienen menos suerte y se ven “fuera de pista”.

A menudo, los participantes de la subasta se enfadan al ver que sus resultados son diferentes a sus expectaciones. Hay veces en las que otro usuario aparece en el momento menos esperado. Igual sucede en las carreras – cuando un piloto se da cuenta de que su tiempo es peor que el de los rivales, experimenta una sensación de furia y enfado. Pero con una diferencia significativa: cuando un pujador asume que no va a ganar, lo único que va a hacer es perder BIDs, mientras que quizás esta situación, para un piloto, derive en un accidente. Los pilotos luchan por la posición, el reconocimiento y el prestigio y sobre todo, por ser el campeón. Los pujadores compiten entre ellos para conseguir un gran producto y una gran satisfacción.

Pujas y carreras, ambos mundos con un gran nivel de stress y ansiedad por ganar…. ¡pero también con emoción, disfrute y satisfacción! No importa si estás al volante o delante de un ordenador, ¡la emoción es inolvidable!


Author: wellbid

Share This Post On

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.