Altibajos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedIn

Era ya por la noche, y la luna llena iluminaba mi ventana. Con todos mis asuntos del día terminados, abrí mi página de subastas en línea favorita. Normalmente visito Wellbid todos los días por un momento, para comprobar qué está ocurriendo y qué subastas hay en marcha. Esta vez, mi estancia en la página se volvió más interesante que las demás…

Tenía 673 BIDs en mi cuenta. Decidí probar en una subasta de un paquete de 500 BIDs. Al empezar a puja, activé la Autopuja. Sólo había otro participante conmigo, también utilizando la Autopuja. Para intentar asustarle, durante un par de minutos, estuve cambiando la configuración. Es un viejo truco… ¡pero aún funciona! ¡En un visto y no visto, la palabra “Terminada” apareció en mi pantalla! El paquete era mío, sólo gastando 135 BIDs. Un gran negocio, diría yo.

BLOG_2015_06_002_MF_t32_pMe sentí muy bien. Tan bien que decidí continuar pujando. Mi siguiente objetivo era un set de LEGO. Lo quería para mi hijo. En esta subasta, había más competencia, pero aún así, insistí y me convencí para pujar. Como anteriormente, constantemente iba cambiando la configuración de la Autopuja. Quería dar la impresión de que tenía una gran cantidad de BIDs a mi disposición y que nada ni nadie me iba a apartar del producto en cuestión. Pero es esta ocasión no todo fue tan bonito. Me quedé sin BIDs… con tanta tensión, me olvidé de recargar mi cuenta en el momento adecuado.

Inmediatamente compré un paquete de 1000 BIDs y en sólo unos momentos ya estaba preparado para volverlo a intentar. Eché un vistazo a las subastas de “Pujar x3”, y con mi mujer en mi mente, comencé a pujar por una tarjeta regalo. Esta vez, jugué de manera más inteligente, y me armé de paciencia para conseguir que las otras personas consumieran sus BIDs. Tan pronto como dos de los participantes abandonaron, me uní – con Autopuja, claro. Al poco tiempo, otra persona desistió, lo que me motivó para ir a por todas. Y de repente, ¡de nuevo la palabra “Terminada” junto a mi nombre de usuario y mi avatar! No podía creerlo. ¡Había vuelto a ganar una subasta de una manera muy efectiva!

Es difícil describir lo que se siente. Es algo que sólo el que lo experimenta lo puede entender. Mi mujer se llevó una gran alegría y pudo disfrutar de la tarjeta regalo de una forma muy rápida.


Author: julia

Share This Post On

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.